Vivir en Perú IV

5 08 2016

Por las calles del barrio de San Blas, Cusco.


Durante la fiesta de los compadres se fabrican muñecos alegóricos, con objeto de criticar a los vecinos u otras personas.


Acequia inca en los Huertos de Yucay. Se cuenta que el inca hacía traer llamas desde la selva, cargada con buena tierra fértil, para sus cultivos de maíz ubicados en esta zona.


Jugo de Rana y sus propiedades medicinales !!!


Un momento Cusqueño. Así me sentía a veces.


Desde la terraza del IFK Lodge, con el río Vilcanota bravo y el Pitusiray coronado por nubes. Aquí hicimos la capacitación de nuestros 18 guías, incluyendo las siguientes asignaturas: botánica, ornitología, camélidos andinos, antropología, textiles, historia preica e inca, historia desde la conquista, arte colonial, geología, montaña, seguridad y rescate, economía, … y filosofía de la empresa.


Ruteando nuestras exploraciones con los guías, en la Laguna Pampacocha.


Virgen de Lamay, bajo las estalactitas calizas


Día de mercado en Lares. La gente de las comunidades indígenas bajan desde las alturas para vender o intercambiar productos.


Primera exploración con los grandes jefes de la empresa


Fuentes incas en el sitio arqueológico de Tambomachay, Cusco.


Onda New Age en restaurante Kaia, Urubamba. En todo el Valle Sagrado hay un movimiento: espiritual, místico, alternativo, vegetariano, pachamamístico, etc… sobretodo, de extranjeros asentados aquí.


Equilibrio en Laguna Quimsacocha, mostrándole las rutas a nuestros guías.


Midiendo terrenos en los Andenes de Zurite


Picnic time, a las faldas del Nevado Verónica.


En la laguna de Azulcocha, en la comunidad de Paru Paru


Baby Alpaca, una de las lanas más valoradas en el mercado.


Esquilado I


Esquilado II


Esquilado III


Ruteando de nuevo, con guías y chóferes. En Abra Málaga.


Grasa de Burro, para curar enfermedades. En la Peregrinación al Señor de Qollur´ity


Santuario del señor de Qollur´ity


Supersticiones varias para la buena suerte. Por ejemplo, pieles de zorro.


Regresando de la Peregrinación


La última cruz en el camino de regreso





Vivir en Perú III

5 08 2016

Laguna Azul (Azulcocha), con la pirámide nevada del Sirihuany de fondo. Cumbre escondida entre las nubes.


Llama mascando chicle?


Niña de la comunidad campesina de “Cancha Cancha”. Creo que en este 2016 será la primera vez que llegue la electricidad aquí.


Laguna Qoricocha (entre las comunidades de Ccorao, Qenqo y Umasbamba). Se cuenta de que los incas escondieron todo su oro en las profundidades de la laguna, para evitar el robo por parte de los españoles.


Alpacas y llamas curiosas, en la comunidad de Yanacancha.


Bajando desde las alturas hacia la laguna de Quimsacocha.


La niña y su muñeca, en la comunidad de Paru Paru (Pisac, Cusco).


Campanario en la plaza de Chinchero. Es curioso que en muchos pueblos se observa una separación entre la iglesia y su campanario. Interesante pueblo con gran cultura textil, donde el sincretismo es una constante. Además, se fusiona la arquitectura inca y colonial.


Víder, en las alturas de Tastayoc. Justo unos minutos antes pudimos ver un cóndor volando, todo un privilegio.


Machu Picchu I


Machu Picchu II


Machu Picchu III


Más azulcocha y nevado Sirihuani


Pastora en la comunidad de Sapaccto (Lamay)


Mercado de Urubamba


Ingenio serrano


Esto ya no se ve en Europa …


Pinturas de las danzas tradicionales en las fachadas del pueblo de Huarocondo


Un poco de selfie, ¿por qué no?


Chancho decapitado, en el mercado de Urubamba


Puerta en el sitio arqueológico de Sacsayhuamán


Mercado San Pedro, Cusco


Construcción megalítica inca en Sacsayhumán, Cusco. Aún es un misterio no bien definido, el cómo se construían estos muros gigantescos. Los antiguos conquistadores simplemente dirían, que es obra del demonio.


Cascada de Perolniyoc (Sojma). Nótese el sitio arqueológico que hay en el cerro, arriba y a la derecha de la cascada.





Vivir en Perú II

5 08 2016

Pisac, sitio arqueológico. Otro de los grandes tesoros del Valle Sagrado

Laguna Quimsacocha, subiendo dirección a la comunidad de Amaru

Vistas desde el Abra Málaga, hacia la vertiente de Quillabamba. Esta carretera te transporta en un par de horas desde las alturas de los glaciares al calor de la selva.

Andenería Inca en la quebrada de Patacancha, dirección al sitio arqueológico de Pumamarca. El pueblo quechua durante el Tahuantinsuyo Inca fue agrícola, contaban con técnicas muy desarrolladas para generar excedentes de producción.

Burros pastando cerca de la comunidad de Racchi, con el Nevado Chicón de fondo.

Señora pastoreando a sus ovejas cerca de Racchi, con el nevado sagrado (apu) del Pitusiray en el fondo. Hasta Huamán Poma de Ayala dibuja esas montañas en sus crónicas, donde se celebraban importantes ceremonias y rituales.

Laguna Suntucocha, con el Nevado Sawasiray de fondo. Las alturas de Pampacorral, Calca (Cusco)

Laguna Pampacocha, Calca (Cusco)

Una procesión religiosa un día cualquiera, en la población de Huarocondo.

Valle glaciar en forma de “U”, entre Ollantaytambo y Abra Málaga.

Quebrada de Pampacorral, comunidad indígena que vive de la agricultura (papa) y el pastoreo (alpacas y llamas)

Otra foto de Pampacorral. El señor camina con una herramienta para sembrar la papa, llamada “Chaky Tajk´ia”. Los incas tenían muchas más herramientas para sembrar, que armas para luchar…

Corrales en las alturas de la comunidad de Huama.

“Ankas´Marca”, otro de esos sitios arqueológicos impresionantes y apenas visitado. Probablemente pertenezca al período Huari tardía o Inca inicial… Conjunto compuesto por decenas de “q´ollkas”, graneros circulares.

Querido amigo y compañero Víder, mirando al glaciar del nevado sagrado de Sawasiray (más de 5.800 metros). Mi homenaje a la humildad de esta gran persona, gran luchador.





Vivir en Perú I

5 08 2016

Hace ya casi un año que decidí dejar de escribir el blog, aunque con el paso del tiempo me doy cuenta de que recopilo experiencias y material que me gustaría seguir almacenando. Mi objetivo último será imprimir un libro con las fotos y recuerdos… Que al fin y al cabo, son algo efímero, humo, como todo. Todo es impermanente.

Aquí haré varios post sin texto, ya que no encuentro la inspiración adecuada para escribir. Lo único que puedo decir es que, desde que dejé el desierto de Atacama donde trabajaba como guía, he estado 9 meses viviendo en el Valle Sagrado de Cusco. Durante este tiempo he estado trabajando con jefe de exploraciones para una empresa que iba a abrir su nuevo proyecto en la zona. Mis funciones principales durante este tiempo han sido:

  • Diseñar y perfeccionar 27 rutas de trekking y bicicleta, entre los 2800 y 4700 metros de altitud sobre el nivel del mar: mapearlas, medirlas, describirlas.
  • Contratar a un equipo de 18 guías.
  • Realizar una capacitación para los guías durante tres meses, que incluían los siguientes módulos: botánica / ornitología y fauna / camélidos andinos / antropología, tradiciones y vida en comunidades altoandinas / geología / historia preinca e inca / historia desde la conquista / economía / arte textil / seguridad y rescate / montañismo y geografía / reconocimiento de todas las rutas.
  • Hacer inventarios y seguimiento de los equipos necesarios para el área de exploraciones: uniformes, bodegas de alimentos, radios, satelitales, material de seguridad y rescate, etc.

No ha sido fácil. Creo que nunca es fácil el inicio de un gran proyecto. Debido a mi filosofía de vida en la que necesito un tiempo personal para mí, decidí abandonar el proyecto. No estaba dispuesto a “vivir para trabajar”, sacrificando todo: vida social, sueño saludable, comer bien… y en última instancia, mi salud.

Ahora me encuentro en España disfrutando las vacaciones con la familia, sin planes concretos para el futuro. La incertidumbre… como siempre.

 

Señora hilando mientras camina con sus burros. Laguna Qoricocha

Laguna Quimsacocha, Pisac (Cusco)

Víder y Pedro Pablo, ascendiendo por campos de cultivo desde la Laguna Huaypo en dirección a la comunidad de Huayllacocha

Laguna Piuray, distrito de Chinchero (Cusco)

Lagunas de Viacha (Pisac, Cusco)

Huchuy Qosqo (Pequeño Cusco), un sitio arqueológico inca muy poco visitado, aunque impresionante. En las alturas de Lamay y Calca.

Otra laguna en las alturas de la comunidad de Viacha (Pisac, Cusco)

Bajo el Nevado Verónica (Wakay Willki), en la quebrada ornitológica!

Llegando al Abra Wanka´tranka (entre la comunidad de Tastayoc y de Patacancha, 4.700 metros)

Campesino pastoreando sus ovejas

Sitio arqueológico de MORAY, visto desde la comunidad de Minsminay. De fondo se ven normalmente los siguientes nevados: Verónica, Alancoma, Pumahuanca, Chicón y Sahuasiray (creo que todos por encima de los 5.500 metros)

Inocencia





Y soñé

24 10 2015

En el centro del huracán soñé con la paz;
Y en el silencio soñé con la tormenta.
En el mar soñé con la isla;
y en las nubes con el fuego.

En el sueño con la realidad.
En la realidad con el vacío.
En el vacío… quiero trascender la mente.

23/10/2015 – Ollantaytambo (Perú)





Goodbye Chile!!! Goodbye Blog???

22 08 2015

Cada vez me resulta más difícil continuar escribiendo este blog. Imagino que de forma natural comienza a cerrarse una etapa nómada y viajera llena de ilusión por querer conocer y compartir el mundo. Quizás ahora que comienza a cerrarse esta puerta, sea el momento en el que han de empezar nuevos proyectos.

Yo no quiero hacer de este blog un trabajo, una forma de vida, un objetivo para mis viajes. No quiero comercializar una experiencia vital personal, y no quiero escribir sobre lo que me dicta el mercado. Por eso mi sueño es tan sólo imprimir un libro con todas estas vivencias, que acabará guardándose en algún rincón de un olvidado armario. Es así el camino pasado, efímero. Y aferrarse a algo que ya no existe es cómo querer atrapar una ráfaga de viento con las manos.

La verdad es que después de tantos kilómetros, siento una relativa y triste neutralidad ante los nuevos lugares. O quizás esto me haya sucedido tan sólo en Bolivia, por ser un país que ya conozco. Es como si uno perdiese la capacidad de sorprenderse, como si la droga del viaje exigiese cada vez mayores dosis para superar los niveles de tolerancia. Es como cuando uno se hace adulto… y deja de sentir esa emoción inocente de amor adolescente.

Por eso, cada vez estoy más seguro de que el verdadero destino está en el interior de uno mismo. William Blake lo explica muy bien en este sencillo verso: “Para ver el mundo en un grano de arena y  el cielo en una flor silvestre, abarca el infinito en la palma de tu mano y la eternidad en una hora…”. Aunque mi intuición me empuja desde hace tiempo a explorar esos caminos del espíritu, siempre me surgen cuestiones a la hora de marcar un rumbo. ¿Es compatible el desarrollo espiritual con la carrera profesional? ¿Es posible dedicar tiempo al cultivo de uno mismo cuando las responsabilidades laborales te absorben casi todo tu tiempo y energía? Imagino que un trabajo de 6 a 8 horas sería lo más sano para encontrar un equilibrio con la vida personal de cada uno, pero el sistema empresarial de la economía del mercado no es tan compasivo con sus hormigas obreras.

Siempre nos rompemos la cabeza con la idea de que podemos decidir nuestro camino, nuestros pasos, nuestros proyectos. El slogan americano “you can get it if you really want” se ha desvirtuado, se ha orientado excesivamente a la conquista de cosas materiales y objetivos profesionales. Y si se trata de “conquistar a una persona”… ¿Cómo es posible?,  ¿Cómo se puede conquistar el amor, algo que simplemente se entrega sin exigir nada a cambio?

No creo que el destino esté totalmente escrito, pues tenemos un margen de decisión bastante grande. Pero no es el tipo de decisión que las personas creen ciertas en la rutina de sus días, como la consecución de objetivos profesionales, sino decisiones relacionadas con algo más profundo, más sutil, más intangible, más kármico, más energético. A veces estas decisiones nada tienen que ver con hacer algo, sino con todo lo contrario: con no hacer, con ser. En este punto nada importa demasiado pues, todos estamos en manos de la providencia.

DSC01625

Cerro Leña (también conocido como Lejía), con la impresionante Quebrada de Nacimiento abajo

DSC01633

Volcán Meñiques nevado, en pleno “Invierno Altiplánico”… un fenómeno meteorológico que se da en el verano del hemisferio sur.

DSC01634

Volcán y Laguna Miscanti, dentro de la Reserva Nacional de los Flamencos (Atacama). Zona de protección especial, debido a las únicas especies que habitan en la zona. A destacar la TAGUA CORNUDA.

DSC01655

Pistu y Sosobro, el día de CUASIMODO. Aunque esta ceremonia se da más en la zona central de Chile, nuestro jefe de caballerizas tuvo el coraje de traerla al norte.

DSC01663

El objetivo principal del CUASIMODO es que la gran comitiva de jinetes vayan visitando a los enfermos que viven en lugares apartados y darles una bendición.

DSC01675

Toda una experiencia cabalgar con más de 30 jinetes durante todo el día… desde Magallánicos hasta Atacameños.

Encontrando mi centro, en uno de esos momentos mágicos sin tiempo, atardeciendo en el Salar de Atacama…

DSC01720

Quiero que el sentir sea más importante que el pensar.

DSC01731

LONELINESS or SOLITUDE?

DSC01744

Se nos ha hecho creer que si dejamos de aferrarnos, acaberemos sin nada.

DSC01748

Saber reir es algo muy serio.

DSC01753

Only that in you what is me can hear what I´m saying – Ram Dass.

DSC01759

Many people suffer from fear of finding oneself alone, and so they don´t find themselves at all

 

Y ahora… un poquito de ascensión a volcanes!!

DSC01636

Volcán Meñiques (unos 5.800 metros aproximadamente). Caminamos este gran llano y acampamos en las manchas oscuras que hay en la base del cerro, sobre la línea de nieve. El ascenso nocturno lo hicimos por esa gran canaleta helada que hay en el centro-derecha de la foto.

DSC01777

Derritiendo hielo para la sopita. ¡¡Qué frío!!

DSC01791

Comienzan a salir los primeros rayos de sol en el horizonte, justo en el momento más frío de la noche. Aquí los dedos de los pies dolían, pues mis botas no eran técnicas…

DSC01798

Mi compañero de cordada, ascendiendo en zig-zag por la gran lengua helada. En este punto me ocurrió un incidente que supuso un golpe psicológico fuerte: ¡¡Se me cayó el piolet y resvaló más de 500 metros hacia abajo!! Y con el enfado, también se me cayó el mitón derecho…

DSC01801

Sufriendo las consecuencias de la altura… por encima de las nubes!!

 

DSC02465

Salar de Quisquiro, muy cerca del PASO JAMA que lleva desde San Pedro de Atacama (Chile) hasta Salta (Argentina).

DSC02467

Medicina para el cuerpo y la mente.

DSC02469

Otra más de Quisquiro, un lugar que las gentes de los Andes lo han considerado sagrado desde hace mucho tiempo. Y con razón!

DSC02473

LICANCABUR, volcán tutelar de San Pedro de Atacama. En dos ocasiones intenté subirlo y ninguna hice cumbre… por diferentes motivos. Es una montaña sagrada y hay que mostrarle respeto.

DSC02491

Pukará de Zapar, otra de esas fortalezas atacameñas de la época pre-inca. Muchos recintos, innumerables trozos de cerámicas, extraños minerales… Es un lugar absolutamente remoto y vacío, donde los achaches penan y los misterios abundan. 

DSC02499

Una quebrada cualquiera que atraviesa el altiplano de roca Ignimbrita

DSC02522

Albarrobo enraizado a la piedra… Un árbol muy atacameño. Su fruto se utiliza para hacer la ALOJA, una bebida fermentada que tiene un sabor muy dulce.





Rurrenabaque y Parque Nacional Madidi

17 08 2015

Han pasado ya más de dos meses y aún no he tenido el tiempo, la motivación, la creatividad, la inspiración, las ganas, el deseo, la alegría, la iniciativa… de escribir sobre mi viaje a la SELVA BOLIVIANA. Como explicaré mejor en la siguiente entrada del blog, siento que estoy llegando a un punto de inflexión con este baúl de los recuerdos virtual. Creo que estoy en el momento de abandonarlo, o profesionalizarlo… (perdiendo así un poco de su espíritu auténtico, además de requerir MUCHO trabajo). En fin, lo explico después.

Respecto a la selva… no me voy a enrollar mucho. Creo que la mejor forma de exponerlo será mediante las fotos y sus comentarios, que estarán ordenados cronológicamente.

Descendiendo la Carretera de la Muerte en bici! Unos 3.000 metros de descenso desde un paso de montaña con nieve hasta la tropical población de Coroico. Aunque en la actualidad hay una carretera alternativa para camiones, aun circulan algunos…

Hay que ir con mucho cuidado con las curvas! A los lados de la pista se pueden encontrar numerosas cruces marcando el punto donde hubo accidentes mortales. Lamentablemente, demasiados.

Se terminó la alta montaña! Ya cerca de Coroico comenzamos a sentirnos rodeado por un mundo totalmente diferente, tropical, selvático… Este papagayo tan sólo fue el preludio de la explosión de colores y vida que vendrá después.

Desde Coroico fui al pueblo más feo del mundo: Caranavi. Desde allí tomé un bus que en unas 12 horas me llevaría a Rurrenabaque. La foto de la tiendecita nocturna en el lado de la carretera me recuerda mucho a la India! Salvo que esas bolsas verdes están llenas de hoja de coca.

Una familia muy cochina! Una vez en Rurrenabaque decidí hacer un tour en un lugar más turístico conocido como las PAMPAS. Fue un recorrido de varios dias en una pequeña embarcación con motor en el río Yacuma, donde pudimos observar gran cantidad de flora y fauna.

Localmente conocida como HOATZIN, es una especie de gallina voladora que vive en las ramas de los árboles. Concretamente ésta, estaba muy alterada porque hacía unos minutos, sus huevos fueron devorados por un halcón poco compasivo.

Halcón amazónico al contraluz.

Mono amarillo o localmente conocido como Chichilo. Humanos en miniatura!

Una rata más grande que un perro! La Capibara es el roedor más grande del mundo. Es impresionante verlos saltar al rio desde la orilla.

Un árbol cualquiera…

Piraña para la cena! Aunque esta región está llena de pirañas que no dejarían ni rastro de un cadáver lanzado al río… en la realidad no sucedería como en las películas. Como es lógico, estos pececillos se asustarían de un humano nadando!

Caiman negro, que puede llegar a medir varios metros. En la noche se pueden ver sus ojitos relucientes de color rojo, con la luz de las linternas. Este individuo vivía debajo de nuestras cabañas y tenía una pata amputada. Según decía nuestro guía, por una pelea. Le toqué la cabeza en varias ocasiones, ya que parecía muy tranquilo… ¡pero vaya susto me llevé al ver como cazaba a una serpiente! La velocidad con la que se retuerce y gira la cabeza es realmente escalofriante.

Y aquí empieza el tour que organicé de forma privada con un pescador local. Me dieron muy buenas referencias de este señor, nacido en una comunidad en mitad de la selva donde hablan un idioma muy diferente. Según ellos, hay 28 grupos étnicos en la zona con lenguajes diferentes, que poco a poco están adaptándose al “mundo moderno” y perdiendo su fuerte identidad. No obstante, hay alguna gente tan adaptada a la selva que ofrecen SURVIVAL TOURS de varios días o incluso semanas. La única herramienta que está permitido llevar a este tipo de aventura es un machete.
En esta expedición nos juntamos el guía (Silverio), una cocinera, y una pareja de franceses… para adentrarnos hacia lo más alto de RÍO HONDO. Como decía Silverio, fuimos al lugar “donde los hombres lloran”… pues es realmente remoto y los insectos una auténtica tortura. Es una sensación extraña caminar por lugares donde el ser humano nunca ha estado.

Árbol de primavera, en las orillas del río Beni. En nuestro primer dia de expedición estuvimos navegando unas 9 horas por el río Beni y luego, por el río Hondo, hasta llegar a nuestro campamento. La vegetación es, abrumadora.

En el bote, llegando a la entrada del Parque Nacional Madidi. Es uno de los parajes con mayor biodiversidad del mundo. El gobierno de Evo Morales quiere construir una presa en este punto más estrecho, para generar energía hidroeléctrica. Las comunidades indígenas están luchando de forma activa para evitar el desastre natural, y dicen que usarán la violencia si es necesario. Como siempre, las necesidades del mundo moderno VS. naturaleza.

Una araña cualquiera dándonos la bienvenida al parque. Es una pequeña advertencia para lo que se avecina!

Mariposas giganttes de colores! Fue un error no colocar un reloj u otro objeto de referencia para tener una mejor idea del tamaño de este bicho!

Huella de jaguar, la pantera del Madidi! Es difícil ver a este felino de forma casual, aunque pudimos escuchar sus rugidos. He de decir que mi mano es grande!!

Una de las mejores experiencias de esta expedición fue comer pescado recién sacado del río! Como cebo nos llevamos un corazón de vaca. La carne la clavábamos en el anzuelo, que lanzábamos al río a mano, sin ningún tipo de caña o sistema sofisticado de pesca.

La ARATOYANA es una especie de salmón amazónico, de carne blanca y muy sabrosa. Como casi todos los peces amazónicos, tiene dientes afilados para satisfacer sus necesidades carnívoras.

Adentrándonos en lo remoto a golpe de machete: una explosión para los sentidos. Hongos, lianas, palmeras que caminan, árboles venenosos, plantas medicinales, sonido de grillos y aves, rugidos de cerdos peleando, serpientes…. Solo, mira bien donde pisas !!

Desde lo micro a lo macro, todo es impresionante. Todo nace y todo muere aquí, al mismo tiempo.

Una de las fuentes de agua más pura que se puede encontrar en la selva, es el interior de una especie concreta de liana. Eso sí, no tomes agua de las lianas venenosas!

Nuestro capitán Silverio y su navío. Este es el último campamento, pues el barco no podía subir más debido a la escasa profundidad del río. Aquí nos despertaron al día siguiente los monos aulladores, que hacen unos sonidos que nos hacen imaginar que es la música que debiera existir en el infierno. Luego vimos las huellas de un caimán que estuvo merodeando en la noche por nuestro campamento… Mientras tanto nos mataban a picotazos los “marihuís” o “jergeles”, unas mosquitas minúsculas que harán que tus tobillos se hinchen si no te pones repelente cada 15 minutos! Y por último… una nube de avejas enojadas nos rodearon, y por supuesto, una me tuvo que picar.

En la noche lancé la línea al río… y tras un rato de espera, ¡mirad que saqué! Luchaba duro este BAGRE, e incluso me cortó un poco el dedo al tirar tanto. Aunque este ejemplar tenía unos 4 o 5 kg., habría sido peor si hubiese sido más grande. El tamaño de los bigotes de este alien es casi como su cuerpo, y puede llegar a pesar unos 200 kg.

Insecto palo… entre tortugas, monos rojos, osos perezosos, papagayos, caimanes, garzass, avejas, capibaras, tarántulas gigantes…

Palmeras que caminan!! Según nuestro guía, este tipo de palmera con varias patas puede mover su ubicación en varios metros a lo largo de su vida. No obstante, tengan cuidado con los órganos genitales masculinos!

De vuelta a Rurrenabaque paramos a almorzar en un campamento supuestamente “más turístico”. Aquí iba al baño caminando descalzo en la noche!!!! Al dia siguiente, mientras comíamos, un guía gritó: ¡¡Culebra!! Y así de simple, la agarraron como si nada… y la soltaron como si nada. 2,5 metros!!!

Según Silverio, esta serpiente no es muy peligrosa. No obstante, la noche anterior hicimos un paseo nocturno y una pequeña serpiente colorida colgando de un árbol intentaba atacarnos. Nuestro guía la mató automáticamente con el machete, argumentando que en tan sólo 15 minutos “se te congela la sangre” si te pica. El nombre local es “Yoperjobobo”, similar a la coral.








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores